Make your own free website on Tripod.com



El abujardado es uno de los acabados más tradicionales.

Se aplica golpeando repetidas veces con una BUJARDA que va punteando y labrando la superficie hasta dejarla con la textura deseada.

Proporciona una superficie de aspecto rugoso y homogéneo, con pequeños cráteres uniformemente repartidos de 1 a 3 mm de profundidad y anchura, que aclaran el tono general de la piedra.

El tamaño y densidad del punteado se obtiene en función de la fuerza aplicada, de la cantidad de impactos y del tipo de cabeza de la bujarda (gruesa, media o fina).

Este ACABADO  se puede realizar en GRANITOS , MARMOLES, CALIZAS ,

1024x1024-1834269.jpg